¿Porque la MUD no participa en la Asamblea Constituyente?

¿Porque la MUD no participa en la Asamblea Constituyente?



En 18 años de régimen chavista, algo que ha sido mas o menos constante ha sido la participación de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en elecciones. Pero con el llamado a la Constituyente por parte Nicolás Maduro ese no ha sido el caso. ¿Qué cambió en esta ocasión?.

Una de las características principales del chavismo (al menos hasta que la actual crisis se lo impidió a Nicolás Maduro), fue el de buscar y conservar la legitimidad, aparentando respeto a las formas de la democracia. De ahí que siempre se realizarán elecciones y se conservarán las instituciones de la democracia. Claro está, el gobierno siempre aprovechó su creciente poder sobre el estado para aplicar una política populista, rentista y clientelar sobre la población, que asegurase la popularidad del gobierno, condimentada con el ventajismo de usar el dinero y poder del estado, manipulando los circuitos electorales a su favor y logrando un dominio sobre los medios de comunicación tradicionales. Esto siempre le dio ventaja al chavismo en todas las elecciones, y fue objeto de críticas por parte de la oposición, ya que aunque tuviera el maquillaje de la democracia, en la forma, en el dia a dia, lo que menos se veía era “democracia”.

Hugo Chavez
Hugo Chávez siempre busco mantener su legitimidad democrática.

Pese a esto, los partidos opositores siguieron, a excepción de las parlamentarias de 2005, participando en las elecciones, ya que aunque el gobierno tenía una clara ventaja, la estrategia electoral, democrática y mas que nada, legal, de la MUD (que no olvidemos, es una coalición de partidos políticos) para luchar contra el gobierno, hacía que participar en estas elecciones, pese a las ventajas y manipulaciones del mismo, tuviese sentido; mas aun, la oposicion no ignoraba que, nos gustase o no, una gran parte de la población seguía creyendo en el chavismo, tanto durante todo el gobierno de Chávez, como al comienzo del gobierno de Maduro, e ignorar esto negándose a participar en elecciones y buscando otras vías de lucha, era desconocer los deseos de una gran parte de los venezolanos que creían en el chavismo, y le otorgaba una legitimidad difícil de ignorar.



Pero como todo en la vida, las cosas cambiaron. El pésimo manejo de la economía por parte del chavismo ha llevado al país a una crisis política y social jamás vista en la historia moderna del país. Esto ha destruido toda la popularidad de Nicolás Maduro y llevado a mínimos la del PSUV, situación que se hizo mas que evidente el 6 de diciembre de 2015, cuando pese a todo el poder del Estado, ventajismo y manipulación, el gobierno no solo no pudo ganar la mayoría de la Asamblea Nacional, sino que incluso los circuitos electorales, manipulados para darles mayoría de diputados pese a tener minoría de votos (truco usado en las parlamentarias de 2010), le dieron una supermayoría a la MUD (un tiro en la culata para el gobierno). Luego de esa derrota, el gobierno, reconociendo que ya no podría ganar una elección medianamente decentes, ni siquiera como las que tenían hasta las últimas parlamentarias, opto por caminos cada vez mas autoritarios, para gobernar con la fuerza, y no con el apoyo popular que ya no posee, razón por la cual puso todas las trabas del mundo para impedir el referéndum revocatorio de la MUD contra Nicolás Maduro, y puso excusas para no realizar las de gobernadores que tocaban en diciembre.

Nicolás Maduro
La crisis llevó a Maduro a abandonar la legitimidad por elecciones y a tener un comportamiento autoritario.

Y es aqui cuando llegamos al tema de este articulo. El gobierno desea conservar el poder a toda costa, y al ver que ya no hay forma de ganar unas elecciones de manera que alguien se crea que ganaron legítimamente, han optado por violar de forma descarada, no sólo la constitución, sino los principios mas básicos de la democracia. La Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro no solo fue iniciada de forma ilegal, no solo se le niega al pueblo siquiera el derecho de votar sí en primer lugar quiere reemplazar o no la actual constitución, sino que sus “constituyentistas” representan de forma absurda al pueblo, al tener una mitad de los mas de 500 constituyentistas electos 1 por municipio (de forma que no representa correctamente el peso real de la población de cada municipio), y la otra mitad de los diputados electos por sectores, al mejor estilo de los reinos feudales de la Edad Media (por ejemplo, constituyentes por los estudiantes, jubilados, empresarios, etc) donde solo votan las personas de ese sector, y donde el gobierno tiene un enorme (o total) control sobre quienes serán los candidatos o quienes pueden votar en dicho sector.

Es una elección donde ya no se busca aparentar respecto a la democracia y legalidad como en el pasado, que le daba un minimo de garantias a la oposicion de poder ganarle al gobierno pese al ventajismo del oficialismo, y que fue lo que le permitió a la MUD ganar gobernaciones, alcaldías y la actual supermayoría de la Asamblea Nacional. Las “elección”(si podemos llamarla así) para la Asamblea Nacional Constituyente, inconstitucional y apresuradamente programada para este 30 de junio, está descaradamente hecha para que, aun si la oposición participase, el gobierno inevitablemente termine ganando una mayoría que le permita hacer lo que le dé la gana, comenzando por la consolidación de un gobierno impopular en el poder que termine de acabar con la democracia y las instituciones republicanas, que continúe con un modelo político y económico que, hasta ahora, solo ha traído ruina y miseria para Venezuela como nunca había visto la actual sociedad venezolana. Por esta razón la oposición, a diferencias de las elecciones pasadas, no solo se ha negado a participar (ya que le daría legitimidad a este chiste de constituyente), sino que le daría legitimidad a la destrucción de los valores democráticos que han definido a Venezuela desde mediados del siglo XX y que Nicolás Maduro desea acabar, y ha llevado a la oposición, y a la población en general, a tener que luchar  para recuperar la democracia del país, por medio de nuevas vías, que tendrán su legitimidad en la consulta popular de este 16 de julio de 2017, donde el pueblo podrá demostrar su rechazo contundente a esta ataque a la democracia.

Fuente de imágenes:



Comentarios


Translate »